domingo, 27 de junio de 2010

Ahora que se va el Erasmus V: La entrada definitiva!

Intenté programar la entrada para estas horas automáticamente subiendo la sorpresa... pero esto del Internet no es tan preciso como parece... así que, como buen fiestero que soy y buena despedida que me merezco, aquí estoy a las 7 y media de la mañana, con mis padres en la cama aquí al lado mía viendo fotos, recién llegado del fiestón...

Vaya fiesta en el Woolloomolloo o como se escribaaaaaaa! FIESTA DE LA ESPUMA! Increible, tengo que ir a más en mi vida, lo he decidido! Wenooorlll! Un chorro enorme que soltaba espuma y mucha gente con ganas de pasarlo bien con unas fichas para pillar cerveza... Las fotos lo atestiguarán...

Pero lo mejor ha sido el regalo de Parnassos desde mi cumple hasta aquí, un cartelito con fotos en plan despedida Erasmus, era lo que necesitaba! Muchas graciaaaaaaaaas! Aún así me resigno a llorar aunque me ha llegado mucho! ;)

Ahora sí, os dejo, con el enlace a youtube ya que no me funciona ponerlo aqui el video, la sorpresita de Marc y Bea!
Muaks!


Espero que lo disfruteis tanto como yo cada vez que lo veo...

Un besazo... y como ya decía mi entrada en Navidades... Hasta luego Utrecht!

sábado, 26 de junio de 2010

Ahora que se va el Erasmus IV

Finalmente, mis padres vinieron ayer viernes a las 8 de la tarde al aeropuerto del Schiphol... Me tiré toda la mañana recogiendo cajas para nada, pero me sentí un auténtico detective por la ciudad de Utrecht investigando los contenedores y los supermercados :P

Con su llegada fuimos al Wok de la Centraal Station al que nunca había ido y no tenía mala pinta... La comida no estaba mala pero un pelín cara, ahí vimos por encima el partido de España porque teníamos mucho de que hablar...

Estando ya en casita, es duro ver como tu madre arrampla con casi un año entero de Erasmus diciendo a la par: "Esto a la basura, esto para guardar, esto lo quieres?" Jajaja... pero weno, si no fuera por ella me habría costado el doble la verdad (y no solo por el esfuerzo también por el dinero en cajas...) así que fijate :P. Toda la noche de ayer y toda la mañana de hoy recogiendo la superresi que era ya como mi casa y limpiando todo...
Se ve todo tan vacío... todo como cuando llegué, dios que penaaaa!

Bueno, esta noche es la Foam party (fiesta de la espuma)... fiesta final de la ESN así que por lo menos me despido a lo grande! Seguramente nos tomemos unos mojitos antes de ir allí que tengo intenciones de ir en bañador :D... además hace un tiempo de escándalo (eso es calor, por si acaso me he expresado mal :P)...

Y esta tarde antes de la fiesta voy a dar todas las cosas que no me llevo a Marc y Bea que se quedan aquí indefinidamente, incluída la venta de mi bici a la cual también voy a echar mucho de menos... Juuuuuuuuder!!!! Al menos allí se que no la utilizaría, me está esperando mi Cliito...

El domingo llegar a Madrid y el lunes entrevista en la ciudad financiera para trabajar en el banco Santander... Unas movidas de la ostia, que si tarjeta de visitante, que si edificio Arrecife, que si tests de lógica... en fin para ser mi primera entrevista voy a hacerla a lo grande, espero no ponerme muy nervioso y que me cojan porque el curro de 6 horas 1500 pavos es muy jugoso... ;)

Y nada más, esto se acaba... Mañana antes de irme subiré la última entrada desde Utrecht con la sorpresa de Marc y Bea como colofón y eso es todo amigos!

Un besito!!!!

viernes, 25 de junio de 2010

Ahora que se va el Erasmus III

Las 2 y media de la mañana... Un viernes que muy bien podría haber sido borrado del calendario... Parece que el día de bajona presagiaba que a mis padres se les cancelara el vuelo y no pudieran venir... Los franceses y su huelga de controladores aéreos... Esperemos que vengan mañana, ya por si acaso mañana tengo que ir en busca de cajas y estoy nerviosito perdido...

Hoy he sentido como me despedía de esta ciudad con dolor, desde por la mañana que me he levantado... no me preguntéis el porqué, porque no sabría darlo... Pero me he visto en la necesidad de escribir esta entrada cuando he quitado todo los posters de las paredes junto con el dichoso Bluetac, el cual todavía tengo pegado en la uña de más de un dedo (quien me mandaría a mí!)... Dios, no me acordaba que las paredes eran tan blancas! Me han venido a la cabeza muchos recuerdos lejanos y cercanos, y sin querer he roto un jarrón... Bueno, una cosa menos de la que preocuparse (eso es actitud positiva!)...

Me he pasado la tarde haciendo cartas con maría y preguntándome si los destinatarios me agradecerían el esfuerzo, espero que sí jajaja... Y ahora todo lo veo blanco y sinceramente no tengo ganas de hacer nada... tengo ganas de dejarme llevar, pero toca currar Germi, un empujoncito antes de volver a Madrid...

Quien sabe, a lo mejor en 3 días me dicen si acabo currando en el banco Santander y veré como mi vida cambia radicalmente... 3 días y lo veo tan lejano!!!!

Un besito con un pelín de tristeza!
Muakssss!


miércoles, 23 de junio de 2010

Ahora que se va el Erasmus II

Ahora en verano... amanece en Utrecht a las 4 y media de la mañana...
Puede parecer gracioso pero cuando sales de la disco a las 5 y ves como es completamente de día y las luces de las farolas están apagadas es cuando tienes un problema... Ya que en la puta Europa arriba de los Pirineos, la persiana es un bien escaso...

Y qué me decís de esa gente que conoces en un día, en una noche o en un momento de borrachera y no volverás a ver en tu vida? En fin... jajaja, esa es la gracia del Erasmus! Y como dirían en Muchachada nui: "Vaya pedorlllllll"

Os dejo aquí un temazo que suena mucho en Holanda, además os dejo el buen remix:

Muaks!

martes, 22 de junio de 2010

Ahora que se va el Erasmus...

Y ese sentimiento de pasar por un lugar y pensar: "Puede ser que sea la última vez que vea esto..."

Por lo menos hoy me acostaré tranquilo... ya he visto como romper un armario lleno de botellas de cristal a base de saltar al son de Killing in the name :D

Entrada rápida y contundente... un besito!!!!!!!! ;)

sábado, 12 de junio de 2010

Olor a despedida...

Utrecht huele a verde... y no solo al verde que todos estáis pensando... Utrecht olió al blanco de la nieve y ahora huele a verde mojado... En estas fechas que corren, por supuesto también huele al amarillo del sol proyectado, pero ese olor húmedo creo que es algo que nunca olvidaré... Y siento, y eso espero, que cada vez que huela un olor semejante en cualquier lugar, transportarme directamente con una bici imaginaria a esta magnífica ciudad...

Hoy no resumiré todo lo que no he contado en más de un mes... París, Madrid, Utrecht... Simplemente no hay palabras para contar todo lo que he sentido y vivido hasta ahora... Habría que escribir muchos blogs, sacar muchas fotos y grabar muchos vídeos para meterse en mi piel en estos instantes... Nunca había sentido nada así
y francamente espero no volver a sentirlo, porque eso es lo que lo hace especial y único...

Casi se me escapan unas lágrimas... De pequeñito fui muy llorón pero creo que aprendí a llorar para adentro... Ahora, de repente, se me ocurre que me encantaría volver a ser ese niño para poder sacar afuera las lágrimas que me inundan el pecho...
Y es que parece que los cabrones de Marc y Bea han hecho arrancar el tren cargado de sensaciones, un tren que no tiene parada, que acelera más y más y que terminará por chocar el día que me marche de esta ciudad... Estallido de recuerdos para la posteridad...
Ante eso, solo puedo daros las gracias por aseguraros de que no le falte combustible...

Es muy posible que la mayoría no sepáis de lo que hablo... pero creo que lo entenderéis perfectamente cuando veáis la última entrada de este blog, al menos antes de haberme marchado... Como despedida un regalito acatalanado... :D

Y es que Utrecht huele a risas, huele a llantos, a fiestas y a noches encerrado... Huele a parques y cerveza, a manta y guitarra... Huele a bolsitas de maría, a Chocomel, a Cola del Super deBoer y a caramelos azucarados... Huele a juventud, a estudiantes, pero también a viejos y a ancianos... Huele a libros, a sabiduría, a buen transporte y viajes organizados... Huele a bicis, a residencias, a pisos y al mercado... Huele a amigos, a colegas... A conocidos y a extraños...

Utrecht huele a verde esperanza... La esperanza de seguir adelante, de afrontar lo que venga y de superar lo pasado... La esperanza de volver y ver que nada ha cambiado... Y es que Utrecht también huele a despedida, pero no todas las despedidas son en vano...

15 días, 15 días me separan de un destino incierto... Por supuesto que tengo ganas de volver, pero nunca me tocó decir adiós a una ciudad... Tampoco ahora... Hasta luego Utrecht...

Un beso para todos los que me han hecho vivir esta ciudad al máximo...
Y otro beso para los que me ayudarán a vivir cuando ya me haya marchado...

Muaks!